Awesome places

¿Vienes conmigo?

PAISES FASCINANTES EN NUEVA ZELANDA Y AUSTRALIA 19 enero, 2011

Filed under: Oceanía — Awesome places @ 13:53
Tags: , , , ,

Oceanía fue el último rincón del mundo por conquistar, y por ello, una de las regiones (descontando la Antártida) más vírgenes y despobladas del planeta. En Oceanía nos espera una biodiversidad única, con especies endémicas y paisajes sacados de un sueño que aún ni siquiera fue soñado. Un paseo por algunos de los mejores paisajes y lugares del último continente y las islas más remotas y paradisíacas del planeta.

 

 

CHIMENEAS DE PANCACKE ROCKS, NUEVA ZELANDA

En las formaciones rocosas cerca de la población de Punakaiki en la costa de Nueva Zelanda, las profundas grietas erosionadas por el mar son el escenario donde se produce un fenómeno llamativo: las fuerzas de las olas en la costa, penetran entre las rocas y brotan por la presión hacia la superficie como si fueran un géiser.

Rocas enormes unidas y agua saliendo de entre ellas

Punakaiki es el nombre de un pequeño poblado sobre la costa oeste de Nueva Zelanda, en la isla sur. Muy cerca, se encuentra el Parque Nacional de Paparoa, con sus monumentales formaciones rocosas de piedra caliza, conocidas como Pancake Rocks. En horas de mareas altas, las chimeneas de agua de Pancake Rocks serán sin dudas todo un espectáculo.

Rocas, mar y cielo

 

 

 

FIORDOS MÁGICOS DE MILFORD SOUND, NUEVA ZELANDA

Nueva Zelanda es un país pequeño y sorprendente. Los fiordos de la costa suroeste de la la Isla Sur sorprenden a miles de visitantes cada año.

Paisaje con montañas reflejadas en un lago
Milford Sound es uno de los sitios turísticos más famosos de Nueva Zelanda. El mar, se interna tierra dentro en un área al suroeste de la Isla Sur, y lo hace en un paisaje de costas escarpadas, con rocas y abismos que se elevan en forma abrupta hasta alcanzar 1200 metros de altura, e infinidad de cascadas que caen directo al mar.

Cascada
Situado dentro del Fiordland National Park, los fiordos de Milford Sound toman formas sorprendentes. Pero sin duda, lo más llamativo de la zona es la atmósfera que genera el paisaje montañoso en aguas profundas, la costa recortada y esfumada entre las nubes y la niebla, con sus reflejos imponentes en el agua, y por sobre todo, la naturaleza exuberante en las laderas y caídas de agua que ensordecen, cayendo directamente al mar desde cientos de metros de altura.

Paisaje fantástico con montañas al fondo con algo de nieve y vegetación en primer plano junto con un lago

 

 

 

VALLE DE WAIMANGU,  NUEVA ZELANDA

En el Valle volcánico de Waimangu, en Nueva Zelanda, está situado el sistema hidrotermal generado tras la erupción volcánica del MonteTarawera, en el año 1886. La zona es hoy un verdadero parque temático volcánico, con sorprendentes lagos termales como el Frying Pan lake, el mayor lago de agua caliente del mundo. Sus aguas alcanzan una temperatura de 55° C, por lo que es normal ver sobre su superficie nubes de vapor que emanan como si fuera una gigantesca “olla a punto de ebullición”

Vista de un lago con el agua "hirviendo", sale vapor y lago rodeado de vegetación

Vista desde arriba de un lago con agua hirviendo y montañas

 

 

 

ISLA FRASER, AUSTRALIA

Frente a la costa este del estado de Queensland, en Australia, una enorme isla de unos 125 kilómetros de largo emerge conservándose como un paraíso perdido. La Isla Fraser es la mayor isla de arena del mundo, una extensión que sorprende con paisajes de dunas cubiertas por montes, selvas tropicales y salpicada de lagos cristalinos que se encuentran entre los más limpios y puros del mundo.
La isla Fraser debe su composición a una formación que tomó más de 800.000 años, con una increíble acumulación de arena arrastrada por los vientos provenientes de lo que es hoy Nueva Gales del Sur. La arena se extiende sobre una superficie de más de 150.000 hectáreas.

Playa con vegetación a la izquierda y niños bañándose

 

Vista de lo largo de una playa (arena y mar)

 

Vista panorámica de la Isla Fraser

 

 

 

DESIERTO DE LOS PINÁCULOS, AUSTRALIA

Existen pequeños rincones del mundo donde las condiciones geológicas, el clima y el paisaje, parecen darse la mano para brindar un paisaje único y deslumbrante. ¿Un ejemplo?.  El que hoy nos deslumbra con sus imágenes, el  Desierto de los Pináculos, en Australia.

Pilares de roca caliza que emergen del suelo y tienen una altura de unos cuatro metros

Pilares de roca caliza que emergen del suelo y tienen una altura de unos cuatro metros

El desierto de los Pináculos (Pinnacles Desert), se encuentra cerca de la ciudad de Cervantes, en la zona occidental de Australia. Un enorme banco de arena y dunas dentro del Parque Nacional Nambung ofrece un panorama poco usual: miles de misteriosos pilares de hasta cuatro metros de altura emergen de las arenas del desierto.

En realidad estos pináculos son formaciones de roca caliza cuyo origen se atribuye a las acumulaciones de conchas de moluscos marinos de una época geológica anterior. Los pináculos se asientan sobre las dunas. Hasta no hace muchos años era un lugar prácticamente desconocido, aunque en la actualidad recibe muchas visitas. Lo ideal es verlo al amanecer o al anochecer porque es cuando se puede contemplar el paisaje más espectacular y cuando menos calor hace.

 

 

 

LAGO HILLIER, EN AUSTRALIA

En el archipiélago de Recherche, Australia occidental, se encuentra una de las maravillas naturales más espectaculares: el lago Hillier ofrece una maravillosa puesta en escena de la naturaleza. Sin duda su mayor atractivo además de su entorno natural paradisíaco es su color único, en un intenso rosa.

Lago de color rosa

El lago está apenas separado del océano por un área estrecha cubierta por las dunas y la arena blanca, responsable de la separación del agua del lago y la del océano. Un navegador británico descubrió el lago en 1802. El motivo por el cual el lago tiene su color rosa aún se desconoce con precisión, a pesar de sucesivas investigaciones. La teoría dominante es una concentraciones de nutrientes, bacterias y algas.

Vista desde arriba de un lago rosa

 

 

 

PARQUE NACIONAL DAINTREE, EN QUEESLAND (AUSTRALIA)

La zona de bosque tropical de Queensland desafía muchos prejuicios que uno pueda tener de Australia. La mayor parte del parque nacional está cubierta por selva húmeda. El gran bosque de Daintree se conserva de la misma forma que se aprecia en el presente, desde hace más de cien millones de años, lo que probablemente lo convierte en el bosque húmedo más antiguo de la Tierra.

Selva (árbol, río, piedras con musgo...)

La mayor parte de este enorme territorio, que comprende desde el norte de Cairns hasta Cape York, es prácticamente inaccesible por tierra, constituyendo una de las “ultimas fronteras” de uncontinente que ya es una última frontera de por sí.

Vista de una selva y océano desde arriba

Afortunadamente, es posible conocer este extraordinario ecosistema de una manera muy accesible, a poco más de una hora desde Cairns. Sobre todo recomiendo recorrer alguno de los preparadísimos senderos que hay en el parque. Suelen estar bastante concurridos en sus primeros tramos, pero en cuanto te alejas un poco del comienzo empiezas a encontrarte a tus anchas. Este bosque, desde luego, merece ser explorado con calma y sin multitudes.Fundado en el 1988 , considerado como parte de los Trópicos húmedos de Queensland , es digno de ser conocido por su amplia fauna y flora.

 

¿Un poco lejos no? Pero… ¿ y lo bien que suena? A mí, al menos, me encantaría ir a comprobarlo por mí misma y vivir la experiencia. ¿Y a ti?

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s